A veces, la gestión de personas se viste de mucho misterio, como si fuera algo muy muy complicado, pero no es así. En Grupo Kairos no vamos a guardar el secreto porque queremos que todas las organizaciones puedan gestionar personas de la mejor manera posible, y dejen de perder dinero con costes de personal que no tendrían ni que estar.  Suele decirse que las personas somos imprevisibles. Que trabajar con personas es lo más incierto que hay, y en parte es así, pero no del todo. Podemos prever que las personas, prácticamente todos nosotros, anhelamos ser parte reconocida de un grupo, que se reconozcan nuestros logros y necesidades, que nuestros quehaceres diarios cubran alguna de nuestras necesidades más básicas o más profundas. Reaccionamos muy mal (a nivel interno, externo o ambos), cuando nos hacen de menos despreciándonos, ignorándonos o minimizando nuestras necesidades o logros. Si tenemos en cuenta estos puntos básicos, quizás nos sea más fácil gestionar personas. Es cierto que a cada uno nos importan más unas cosas que otras, que somos únicos, que a veces resultamos muy complicados de entender… Pero, en el fondo, cada uno de nosotros busca la misma esencia, que es ser feliz. Hay quien no lo consigue nunca porque sus propias características internas se lo impiden y no hace nada por remediarlo; hay quien busca beneficios a corto plazo, hay quien es más previsor y tiene una mirada más amplia, hay para todos los gustos, pero el principio básico es que los adultos en realidad no somos tan diferentes a los niños, sólo llevamos más capas que impiden llegar a nuestra esencia.

Recordemos que el papel de todo dirigente es sacar lo mejor de cada empleado, para llevar a su propia organización a la máxima excelencia que le sea posible, a través de cada uno de sus empleados. No podemos gestionar a todas las personas por igual, ni podemos pretender que un manual nos lo enseñe todo; hay que ser hábil y encontrar la tecla correcta en cada uno de nuestros colaboradores, y para eso hace falta apertura mental, experiencia y cierta técnica, pero todos podemos hacerlo si nos entrenamos. Que el entrenamiento comience por comprendernos mejor a cada uno de nosotros, practicando lo que en Psicología se conoce como insight, y así encontraremos la manera de llegar a cada uno de nuestros empleados. Lidera tu yo interno para ser capaz de liderar tu negocio. En Grupo Kairos hacemos que esto sea posible, así que haz click aquí y contacta ahora con nosotros para agendar tu sesión de consulta gratuita. No pierdes nada y puedes ganar mucho.

Aryán Puerta