Una buena comunicación dentro de la empresa es fundamental a la hora de motivar a nuestros trabajadores. ¿Para qué queremos motivarlos? Sencillamente porque ya se ha demostrado sobradamente que a través de la motivación se consigue una mejor productividad, que es lo que al final nos hará crecer como empresa, o como mínimo mantenernos a flote, entre otras cosas. 

De la mano de la motivación hay muchas cosas, desde la importancia de un buen clima laboral (ya que lo contrario desmotiva y hace estragos en la empresa a muchos niveles), a la importancia de cómo nos comunicamos con los trabajadores en el día a día, o cuánta distancia o intermediarios hay entre los trabajadores y los máximos directivos en la empresa.

Para motivar a los trabajadores, la comunicación empresarial es vital que sea flexible, centrada en los afirmativos, en el uso de las palabras y expresiones adecuadas en cada caso y en cada momento. Si acortamos la distancia entre los trabajadores y los directivos, incluso a la hora de consultar decisiones de cierta relevancia para la propia empresa, y si cuidamos la manera de comunicarnos, generaremos un tipo de comunicación que ayudará a motivar e implicar a los trabajadores. Con estos cambios, conseguiremos una comunicación colaborativa, de apoyo entre los miembros y de resolución de conflictos. Esto nos llevará a una empresa más productiva, con menos rotación y con menos absentismo / presentismo, con una mejor experiencia para el cliente; y todo esto se traduce en que llegaremos a ser una empresa con más ingresos, más sostenible y probablemente con mucho mayor crecimiento.

Permitir que los trabajadores se impliquen en la toma de decisiones (en las que sea posible y viable implicarlos, claro), y en la planificación de metas, hará que las vean como suyas también, y esto es un gran factor motivador en el desempeño individual y del grupo.

Pero, ¿La motivación no se debe traer desde casa? En parte sí, si no hay una buena base de motivación intrínseca poco podremos hacer, pero si tenemos trabajadores con escasa motivación intrínseca, significa que, o bien no hicimos una buena selección de personal, o bien al trabajador/a le ha pasado algo a lo largo del tiempo para que llegue a perderla. Hay solución en ambos casos, pero no vamos a extendernos en temas de motivación intrínseca en este post porque se haría demasiado largo, así que si necesitas más información acerca de esto pincha aquí y haznos tu consulta gratuita. Por otra parte, por mucha motivación intrínseca que haya, la motivación extrínseca (la que se da por parte de las circunstancias) es fundamental para el correcto funcionamiento del personal. Con esa motivación en el equipo, podremos conseguir grandes cosas en la empresa; y sin ella, podemos ir directos a la ruina, porque pocas cosas hay más peligrosas para una empresa que un equipo desmotivado. En una situación de pandemia como la actual, todas estas cosas salen a la luz con bastante facilidad, y han acelerado muchos procesos de cierre de empresa que se hubieran podido evitar con haber puesto un poco más de atención a esos equipos a los que sus directivos descuidaron y cuyas consecuencias fueron devastadoras. Que no te pase a ti si estás leyendo este artículo, porque hay muchas caídas en picado que podemos evitar gracias a una buena gestión de personas, de verdad.

Para motivar se precisa comunicar, y esta tarea recae sobre los líderes de cada grupo. Estos líderes han de ser capaces de comunicarse clara y sanamente, saber reconocer el trabajo de los empleados y dar mensajes positivos. A modo resumen, para motivar a través de la comunicación empresarial tenemos que tener en cuenta lo siguiente:

Identificar habilidades de los trabajadores y potenciarlas.

Agradecer y reconocer el trabajo bien hecho.

Desarrollar habilidades de escucha con los miembros del equipo (saber qué les inquieta, qué necesitan, qué les gusta, qué problemas tienen…)

Saber convertir los errores en aprendizajes mediante un buen feedback.

Dar ejemplo

Saber expresarse y hablar correctamente: parece una obviedad pero, ¡No lo es! En general hablamos bastante mal, nos comunicamos de manera deficiente con los demás y muchas veces no nos damos ni cuenta.

Si quieres mejorar la motivación de tus trabajadores, o si quieres mejorar tus habilidades comunicativas, tenemos un plan para ti. Contacta con nosotros y te informaremos en consulta@kairosgrupo.com, o agenda aquí tu sesión de consulta gratuita, y te informaremos sin compromiso. No permitas que tu empresa caiga en picado, la pandemia puede que no esté en tus manos, pero la motivación de tu personal, sí, y puede que ellos sean la clave de tu continuidad.

Aryán Puerta