En el artículo anterior explicamos los 3 pasos que hay que dar para solucionar un problema de personal, el que sea. Si te lo perdiste, puedes leerlo pulsando aquí.

Los 3 pasos son indispensables y pueden parecer bastante sencillos, pero ¿Lo son en tu caso? Vamos a ver qué puede atascarnos en la aplicación de estos 3 pasos, que al final se traducen en la solución al problema o problemas.

¿En cuál de los 3 pasos nos encallamos?

PASO 1: ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN

Puede pasar que nos encallemos a la hora de averiguar por qué pasa lo que pasa y dónde está la raíz del asunto. Hay problemas con el personal, como el absentismo o la rotación, que no son más que la punta del iceberg, la consecuencia del verdadero problema; y es que, a veces, ciertos problemas con el personal se dan de manera que cuesta mucho desde dentro establecer unas causas y/o soluciones, de manera que tenemos los síntomas o hechos que están ocurriendo pero nos es muy complicado establecer una causa-efecto o soluciones viables que de alguna manera garanticen acabar con el problema. Muchas veces, desde fuera todo se ve con mayor claridad.

Fallar en el análisis del problema y tratar de solucionarlo con un análisis incompleto o inadecuado, o incluso plantear soluciones erróneas, puede llevarnos al desastre. ¿Qué podemos hacer entonces? Lo más inteligente será derivar el análisis a una empresa externa especializada, lo cual sería incluso recomendable aun habiendo realizado uno mismo el análisis, para minimizar el margen de error y garantizar de alguna manera que las soluciones van a ser rentables. Desde fuera a veces pueden verse cosas que desde dentro es mucho más difícil de ver, por no hablar de la objetividad con la que se puede contar desde fuera, que nunca podrá hacerse desde dentro, por motivos obvios. En Grupo Kairos realizamos este servicio (análisis y diagnóstico), y además hay una parte importante del mismo que no tiene coste para el cliente, con lo cual la ganancia es más que segura.

La mejor parte de externalizar con Grupo Kairos el análisis, es que ya tendremos el resto de pasos prácticamente solventados.

PASO 2: VALORACIÓN DE SOLUCIONES Y SUS POSIBLES COSTES. ¿VALE LA PENA?

Aquí el principal problema que nos podemos encontrar es que no tengamos contabilizado lo que realmente nos está suponiendo este problema en términos financieros. En muchísimas empresas, incluso multinacionales, los costes de rotación o absentismo están mal calculados, y esto supone un autoengaño a la hora de determinar hasta qué punto la empresa tiene un problema y unas fugas de gasto totalmente evitables.

Hay que intentar en la medida de lo posible ajustar los cálculos reales del problema, o bien con el propio departamento de contabilidad o bien solicitándolo externamente. En Grupo Kairos podemos ayudar en este paso también, ya que contamos con colaboradores expertos en finanzas.

En ocasiones, puede parecer muy complicado establecer los costes reales de ciertos comportamientos de las personas en las empresas (por ejemplo, calcular el presentismo al detalle es prácticamente imposible), pero se pueden hacer cálculos aproximados que se acerquen a la realidad de lo que está viviendo la empresa.

Sin este cálculo nos será muy complicado valorar la viabilidad económica de la solución, aunque si podemos tener por lo menos los costes mínimos de la situación problemática, será más fácil decidir con buena base que la solución no vaya a costarnos más cara que el problema, ya que en este caso, sería peor el remedio que la enfermedad, y eso no lo queremos en ninguna empresa.

PASO 3: PASAR INMEDIATAMENTE A LA ACCIÓN

Después de haber analizado tanto el problema como sus costes asociados, y valorar posibles soluciones, es posible que la empresa no cuente con los medios o recursos necesarios para poder pasar a esa acción inmediata, y eso puede llegar a atascar (si sé lo que me pasa y lo que conlleva, pero no sé aplicar las soluciones, continuaré teniendo el problema y habré destinado recursos propios para nada). Si éste es el caso de tu empresa, no hay que agobiarse: En Grupo Kairos no sólo podemos ayudarte, sino que es nuestra razón de ser. Aplicar soluciones a los problemas de personal en las empresas es precisamente nuestro Expertise, y por ello te invitamos a que cuentes con nosotros para realizar una propuesta de colaboración totalmente gratuita, pulsando aquí.

Puede ocurrir también que la empresa caiga en la falacia de “no tenemos presupuesto”, pero… Si el problema te está costando más que la solución, ¿Cómo no vas a tener presupuesto? ¡¡Para lo que no tienes presupuesto es para seguir costeando el problema!! De hecho, el paso 2 es precisamente para que veamos claro si merece o no la pena invertir en la solución. Una vez la respuesta es afirmativa, no tenemos excusa para seguir cargando con un problema que día a día está acabando con nuestra empresa, así que sólo queda decidir si solucionamos o si decidimos seguir perdiendo dinero en lugar de prosperar.

Tanto si te ves atascado/a en el paso 1, como en el 2, o en el 3, no lo dudes y contacta inmediatamente con nosotros. Agenda una sesión de consultoría gratuita pulsando aquí; aprovecha porque en poco tiempo dejará de ser gratuita. Sea con Grupo Kairos o no, no dejes a los problemas de personal sin solución. Créeme, no merece la pena tirar miles de euros cada mes a la basura.

-Aryán Puerta –