Lo cierto es que la gran mayoría de empresas con pocos o con muchos empleados, sufren lo que se denomina problemas de personal. Estos problemas se suelen presentar en 8 formas distintas (para más información, pinchar aquí), y las consecuencias al final siempre son las mismas: BAR (bajas productividades, absentismo y rotación), costando pérdidas millonarias a las empresas, que en la gran mayoría de ocasiones ni siquiera son conscientes de la cantidad del dinero que pierden, los daños colaterales ni de que es un dinero que debería estar en sus arcas, y no tirado a la basura.

No tener problemas de personal, así como unos niveles correctos de aptitudes y actitudes entre los empleados, llevaría a casi cualquier empresa directa al éxito rotundo y crecimiento constante, pero claro, dentro de la cultura empresarial existe la creencia de que los problemas de personal son inherentes al hecho de tener empleados contratados, y por tanto hay una parte de fuga de gasto que se entiende como normal e inevitable. Craso error!!! las enormes pérdidas que provocan los problemas de personal no deberían existir siquiera. Las pocas empresas que han descubierto este secreto, invierten todo lo necesario en tener empleados lo más motivados y alineados posible con su cultura de empresa, porque saben que es una inversión con alto retorno.

Los problemas de personal pueden no pasar de los miles de euros que cuestan a una empresa, y sobrevivir teniendo incluso un crecimiento moderado; son empresas que aunque jamás alcanzarán la verdadera excelencia, pueden durar bastante tiempo. Ahora bien, este tipo de empresas siempre estarán jugando con fuego porque, en cualquier momento, los problemas de personal pueden descontrolarse y dar lugar a consecuencias mucho más graves, desde pérdidas de facturación y clientes aún más considerables, hasta tener que cerrar sus puertas y caer en la ruina.

Ahora es uno de esos momentos en que el fuego puede quemar. La situación vivida a partir del Covid-19 no ha dejado a nadie indiferente, y es posible que en aquellas empresas en que el ambiente estuviera enrarecido a causa de los problemas de personal, o bien haya un cambio de mentalidad general (empezando por gerencia), o bien los problemas vayan en aumento y, las pérdidas, también. Desde Grupo Kairos nos atrevemos a decir que, aquellas empresas que estuvieran pasando por ciertas dificultades a causa de problemas con su personal, ahora que se agarren porque llegan curvas, porque habrá pérdidas por doquier: fugas de gasto de personal, pérdida de clientes, pérdida de facturación, recursos de más consumidos, etc. Y la bola crecerá de manera imparable hasta las peores consecuencias que una empresa pueda imaginarse.

¿Puede pararse esta bola? Si no es demasiado grande, sí. De hecho, éste sería un gran momento para marcar un antes y un después en cada empresa, para que las pérdidas que ya han tenido la mayoría de nuestras empresas pongan en freno a las pérdidas, y puedan empezar a recuperarse poco a poco, para seguir creciendo como tenían planteado antes del comienzo de la pandemia. Éste es un gran momento para tener un nuevo comienzo con el personal, y renovar la empresa de dentro hacia fuera, con una organización de cimientos sólidos que pueda parar los golpes que vengan de fuera. En Grupo Kairos estamos especializados en tratar los problemas de personal y optimizar las plantillas para que tanto la empresa como todos sus integrantes salgan ganando a todos los niveles, y las fugas de gastos de personal innecesario pasen a la historia. Contacta con nosotros hoy mismo y te informaremos, sin coste ni compromiso, sobre cómo podemos ayudarte.

-Aryán Puerta –

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *