Mano de hierro con guante de seda, sería la analogía perfecta para liderar correctamente, ya sea una empresa, una familia o algo que tiene ambos componentes, como una empresa familiar. No está reñido el interesarse por las personas e incluso contar algo de uno mismo, con ser firme y estricto cuando lo situación lo requiera. Se trata de ser capaz de mantener un equilibrio en el que la línea entre paternalismo y la de la despersonalización se encuentran en lugares opuestos, pero fácilmente franqueables.

La “Mano de hierro” consiste en que, en vez de solamente hablar o dar la charla ante las conductas que no queremos que tengan lugar en la Compañía (sermoneando, tratando de razonar o amenazando), pasemos a la acción y tomemos medidas, actuando de modo que los despropósitos de los trabajadores tengan consecuencias reales y factibles.

Ponerse los Guantes de seda” consiste en que estas consecuencias se adopten de forma tranquila, pausada incluso amable. ¿ Qué difícil verdad? La cuestión es que esta firmeza amable es la clave. Establecer un balance entre la severidad y la indulgencia consigue que nos ganemos el respeto y la confianza de nuestros colaboradores, y esto es precisamente lo que queremos conseguir cuando gestionamos personas.

No es fácil tratar de actuar así, al menos al principio. Es normal flaquear, dudar, sentir miedo por cómo reaccionarán los trabajadores, pero está demostrado que es la manera más eficaz de gestionar el liderazgo. Una vez adquirido el hábito de actuar de este modo, sale de manera natural, sin requerir un esfuerzo, y con unos resultados más que satisfactorios. En Grupo Kairos nos dedicamos a ayudar a otras empresas a sacar el máximo partido de sus trabajadores, ya sea realizando intervenciones directas o enseñando a nuestros clientes cómo deben proceder, según el caso. Realizamos planes a medida y garantizamos alto nivel de retorno en la inversión. Si tienes costes más altos de lo que querrías en absentismo o rotación, productividades mejorables, o equipos revueltos que te dan todos estos problemas, no dudes en contactar con nosotros. Jamás seremos más caros que lo que ya estás pagando a causa de estos problemas, que han hundido a multitud de empresas, y no queremos que seas uno de ellos. Estos problemas tienen solución y tus números pueden darse la vuelta si actuamos ya.

-Aryán Puerta –

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *