Una buena comunicación dentro de la empresa puede ayudarnos a motivar a nuestros trabajadores y conseguir un mejor ambiente laboral y, por tanto, una mejor productividad.

Para motivar a los trabajadores, la comunicación empresarial ha de ser flexible, y no centrar el poder de decisión en la directiva exclusivamente. Si acortamos la distancia entre los trabajadores y los directivos, y permitimos que haya más poder de decisión en la base, generaremos un tipo de comunicación que ayudará a motivar e implicar a los trabajadores. Con estos cambios, conseguiremos una comunicación colaborativa, de apoyo entre los miembros y de resolución de conflictos.

Permitir que los trabajadores se impliquen en la toma de decisiones (en las que sea posible y viable implicarlos, claro), y en la planificación de metas, hará que las vean como suyas también, y esto es un gran factor motivador en el desempeño individual y del grupo.

Para motivar se necesita comunicar, y esta tarea recae sobre los líderes del grupo. Estos líderes han de ser capaces de comunicarse claramente, saber reconocer el trabajo de los empleados y dar mensajes positivos. A modo resumen, para motivar a través de la comunicación empresarial tenemos que tener en cuenta lo siguiente:

Identificar habilidades de los trabajadores y potenciarlas.

Agradecer y reconocer el trabajo bien hecho.

Desarrollar habilidades de escucha con los miembros del equipo (saber que les inquieta, que necesitan, que les gusta, que problemas tienen…)

Saber convertir los errores en aprendizajes mediante un buen feedback.

Dar ejemplos para motivar a los trabajadores.

Si quieres mejorar tus habilidades comunicativas, tenemos un plan para ti. Contacta con nosotros y te informaremos sin compromiso en consulta@kairosgrupo.com.

-Elisenda López –

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *