La Gestión de RRHH es algo muy amplio que abarca 3 áreas:

Administración (contratación, nóminas, trámites informáticos, trámites documentales y atención a consultas, dudas o reclamaciones de trabajadores)

-Selección (realización de análisis de puestos de trabajo, reclutamiento, entrevistas, pasación de pruebas y finalización de cada proceso)

Dirección (abarcando múltiples tareas relacionadas con las relaciones laborales)

Debemos aprender a diferenciar que no es lo mismo referirnos a la Gestión de los RRHH, que abarcaría las tres áreas comentadas, que la Gestión de Personas, que incluye únicamente el área de Dirección. En realidad, cuando hablamos de Gestión de Personas, nos referimos al manejo de las personas en el área relacional, excluyendo por tanto las áreas administrativa y de selección.

Así pues, la Gestión de Personas está dentro de la Gestión de RRHH, y no a la inversa; en demasiados casos, cuando hablamos del departamento de RRHH, únicamente está desarrollada el área de administración, dejando de lado lo que es realmente la gestión de personas y confundiendo términos en demasiadas ocasiones.

Por muy bien y perfecto que llevemos el área de Administración de RRHH, nunca tendremos un Departamento de RRHH propiamente dicho si no tenemos desarrolladas las otras dos áreas que lo componen, y por tanto no sacaremos el máximo partido de nuestro “recurso” más preciado: las personas. Si no sacamos el máximo partido de las personas que componen nuestra organización, nunca llegaremos todo lo lejos que podríamos llegar en nuestro progreso como empresa, lo cual sería una verdadera pena.

-Aryán Puerta-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *