Hoy, más que un artículo, desde Grupo Kairos vamos a hacer una práctica. Para ello, vamos a seguir estos 2 pasos:

1.- “Mis personajes admirados”: piensa en una serie de personas o personajes que admires mucho y apúntalos en un papel. Puede tratarse de personajes públicos, personas cercanas, familiares o incluso personajes de ficción.

2.- Apunta qué adjetivos les describen a cada uno de ellos.

3.- Ahora, haz una lista con todos los adjetivos resultantes del ejercicio anterior, y puntúa, en una escala del 1 al 10, cuánto tienes tú de cada uno de esos adjetivos, y cuánto te gustaría tener (por ejemplo, del adjetivo “optimista” tengo un 6 y me gustaría tener un 8)

4.- Piensa cómo puedes subir 1 punto para cada uno de esos adjetivos, es decir, qué acciones podrías realizar para considerar que puedes conseguir un punto más de lo que tienes (a no ser que ya tengas el 10 en alguno de ellos).

Normalmente, aquellas características o cualidades que admiramos en otros personajes, desearíamos tenerlas nosotros en mayor medida. Esta sencilla práctica es una manera de conocernos un poquito mejor a nosotros mismos, porque a veces no tenemos claro qué cualidades desearíamos mejorar ni cómo hacerlo; inspirarnos en nuestros personajes admirados puede facilitar mucho esta tarea. Y es que, cuanto mejor nos conozcamos y más nos trabajemos, ¡Mejor nos irá en todas las áreas de la vida! Liderazgo empresarial y mejora personal son conceptos íntimamente ligados. 

-Aryán Puerta –

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *